martes, julio 04, 2006

Volar...



La grande que me ocurrió esta semana fue la experiencia de sentirme libre como los pájaros querían aprender a volar, sentirme libre, sentir el silencio.
El eterno sueño del hombre: volar. Cuántas veces hemos escuchado esa frase tan cliché, pero cierta. Efectivamente, ese es un sueño que nosotros conservamos como un tesoro muy preciado entre nuestras experiencias de vida. Pero, por qué. Por qué el hombre se afana en descubrir nuevas formas y medios para volar. Qué nos impulsa… acaso el ser como ángeles…
Yo era una pedex cuando mi socio me llevo hace unos añitos atrás al jarillo y por fin me lance al vació experimente esto y de verdad que uno le agarra el gustico a todo esto, vi varios despegues, creo que los mas viejos en estas cosas, quizás antes no lo había hecho pero el síndrome de aburrimiento y de inseguridad me llego al tope, el cual quise participar
El domingo era un día con el cielo nublado, estaba por llover… uffsss pensé que día escogí pero ya estaba decidido, un fuerte viento cruzándolo sentía en mi cara, jejeje no hice esta travesía sola, lo hice con el instructor, quizás vuelva o tal vez no, pero es otra experiencia que viví.
Volar es…
Ser lo que deseas y puede ser conforme a tu naturaleza, de allí la clave de tus éxitos y limitaciones